Especiales

Especiales

Día Mundial de la Salud Mental: una pelea contra el COVID-19 y con uno mismo

18:00 h - Sáb, 10 Oct 2020
Por: Sergio Adrián Chigne Baca 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es una de las áreas más desatendidas de la salud pública, cerca de mil millones de personas viven con un trastorno mental y algunas, aún no lo saben. Según las estadísticas, tres millones de personas mueren cada año por el consumo nocivo de drogas y/o alcohol y existen suicidios cada 40 segundos.

En el Perú, la lucha contra el COVID-19 empezó desde marzo, una pelea en la que todo individuo ha estado involucrado sin importar el estrato social, tanto el Gobierno como la población, continúan luchando contra este enemigo invisible. Sin embargo, las personas no solo batallamos contra este virus, todos pasamos por otros problemas, tanto físicos como mentales. Es por eso que, en el Día Mundial de la Salud Mental, debemos tener en claro que hay muchos seres humanos que luchan contra ellos mismos y que hay profesionales que ayudan a mejorar su situación.

El médico psiquiatra de la Dirección de Salud Mental del Minsa, Dr. Carlos Bromley Coloma, indica que la conmemoración por Día Mundial de la Salud Mental, significa un reconocimiento a todas las personas que se dedican a este rubro y el tomar consciencia por las personas que sufren de alguna alteración o trastorno que no les permite vivir una vida satisfactoria.

Sin salud mental no hay salud, debemos de entender que la salud mental es un componente básico, esencial para el bienestar de la persona, la familia y la comunidad, la salud mental debe estar incluida en todas las políticas y planes de los gobiernos en el mundo”, indica.

El doctor nos indica que la sociedad debe comprender que las personas que padecen de algún tipo de problema de salud mental, son seres humanos que merecen respeto, consideración y comprensión. “Significa comprender que hay personas vulnerables para padecer enfermedades mentales y que debemos hacer todo lo posible para su pronta recuperación”, explica.

Los tratamientos de las personas que padecen de alguna enfermedad de salud mental, se han visto afectadas por la pandemia del COVID-19, muchos tuvieron que parar con sus tratamientos y su situación se vio sumamente complicada.

El Minsa, junto a la Organización Panamericana de Salud (OPS), realizó una encuesta virtual sobre los efectos de la pandemia por coronavirus en la salud mental de la población, un total de 58 mil 349 personas fueron entrevistadas de manera virtual. Un 28.5% manifestaron tener un tipo de problema depresivo y 12% de este grupo, afirmaron tener pensamientos suicidas.

“Hemos visto un grupo importante de pacientes que han recaído, que han intensificado sus síntomas. Estamos hablando de los efectos que ha tenido la pandemia en la salud mental de los peruanos y del mundo en general porque las cifras son similares”.

¿El tratamiento virtual es lo mismo que el presencial?

La elección entre un tratamiento virtual o presencial, depende mucho de la persona que requiere la atención, ya que el proceso virtual, si bien es una alternativa bajo la actual coyuntura por COVID-19, podría no causar los mismos resultados para alguien que necesita asistir a sus citas presenciales.

“Hay personas que se sienten mejor a través del lenguaje virtual, pero hay otras que necesitan sentir la presencia del terapeuta a su lado. Por eso, hay que realizar una evaluación y ponerse en común acuerdo sobre cuál es el tipo de atención que se va a preferir utilizar”, explica el Dr. Bromley.

Cabe resaltar que existen pacientes que padecen de trastornos mentales cognitivos los cuales necesitan una mayor atención y gran apoyo por parte de los familiares. “La presencia de un confidente donde uno puede acudir a conversar sobre todo aquello que le preocupa, es positivo, permite hacer lo que se llama catarsis que es un desfogue emocional a través del habla para sentirse mejor”, asegura el médico psiquiatra del Ministerio de Salud.

 

Una lucha contra el COVID-19 y hacia ella misma

Su nombre es Milagros, una mujer fuerte y luchadora que se vio seriamente afectada por la pandemia del coronavirus. Ella padece de trastorno cognitivo bipolar, una enfermedad que se caracteriza por pasar de episodios con estado eufórico a episodios con estado depresivo.

Quienes sufren de este trastorno, también pueden tener síntomas psicóticos, entre grados más o menos severos. Los grados más duros de euforia y depresión, pueden acontecer con gran rapidez e intensidad, con lo que la persona tiene grandes dificultades para llevar a cabo una vida normal.

“Antes de la pandemia iba al psicólogo para hacer mis terapias cognitivas conductuales, y en el caso la atención psiquiátrica, iba para mis controles y la respectiva evaluación sobre mis mejoras, para que el doctor mida mis niveles de medicación para ver si me subía o bajaba la dosis”, comenta Milagros acerca de cómo era su rutina de tratamientos antes de la pandemia.

El Gobierno decretó la cuarentena en nuestro país debido a la llegada del COVID-19 y nuestra entrevistada no la pasó nada bien. Ambos tratamientos, tanto psicológico como psiquiátrico, se vieron paralizados por la situación en la que el Perú entraba.

“Es complicado cuando no tienes los recursos, no tienes los medios, cuando no hay la manera de poder llevar un adecuado tratamiento y debido a la pandemia no se podía, no podía asistir a mis sesiones y no podía ver mis avances. Lo que pasaba era que empeoraba, porque me causaba mucha ansiedad”, nos cuenta la paciente.

Regresando al tema de los tratamientos virtuales o presenciales, Milagros, nos explicó, tal y como nos dijo el médico psiquiatra, Carlos Bromley, que depende mucho del paciente, pero que, en el caso de las personas con trastorno cognitivo, es complicado llevar tratamiento virtual dada su situación.

“En el caso de una terapia psicológica, se hacen trabajamos dinámicos, te analizan, es un poco mas elaborado, considero que no es tan apropiado hacerlo virtualmente. La familia es muy importante para poder avanzar en estos momentos y por ello, es cuestión de ver los tipos de niveles de la persona afectada”, comenta Milagros.

Hay pacientes como nuestra entrevistada que, en cierto momento de su enfermedad, entran en una crisis que hasta les produce un dolor insoportable, en donde el asistir a un centro hospitalario, es sumamente necesario para poder contener el fuerte cuadro con el fin de reincorporarse, es ante esto que el COVID-19 les jugó en contra. Milagros tuvo que ver una alternativa bajo recomendación de su psiquiatra para poder sobrellevar esta situación en casa junto al apoyo de su familia.

“Yo solía ir al hospital para que me sedaran, me calmaran y bueno, me quedaba ahí y descansaba, pero debido a todo lo que está pasando por el COVID-19, muchos de los hospitales dejaron de atender otros casos y no pude tratarme en esos momentos fuertes”, indica.

Milagros, con la ayuda de su psiquiatra, tuvo que tomar otra alternativa para calmar las crisis desde casa mediante medicamentos opcionales con el fin de controlar una mala situación.

“Las dosis que he tomado fueron medicadas por recomendación del psiquiatra, tampoco es que me automedique. Las dosis me ayudan a poder calmarme y, sobre todo, poder descansar, de una manera u otra, aplaca del dolor que se siente y puedo seguir pasando de un día a otro”, refiere.

Milagros afirmó que la ayuda de los familiares y amigos, es fundamental para las personas que sufren de alguna enfermedad mental. “Son el soporte, son los que nos empujan a poder seguir, sin ellos no habría motivo para seguir avanzando, nos soportan de alguna manera, nos aman mucho, nos ayudan mucho”, explica.

Nuestra entrevistada, en el Día Mundial de la Salud Mental, manda un mensaje de reflexión a la sociedad y otro de aliento a todas las personas que están sufriendo de algún problema mental:

“Es importante el Día de la Salud Mental porque ayuda a concientizar sobre cuan importante es este tema, lamentablemente, muchas personas estigmatizan la salud mental, a veces señalan a alguien que padece un trastorno mental de ‘locos’, nos marginan, discriminan. La sociedad sería mejor si el Estado y otras entidades se enfocaran más en preocuparse por la salud mental”.

“El mensaje que le doy a las personas que están pasando por estos problemas, es que sigan adelante, que traten de sobrellevar los problemas y que, con el apoyo de los familiares y amigos, no se rindan. A los amigos y familiares, no los dejen solos, comprendan a las personas que pasan por esto. Muchas gracias por siempre estar presentes y ayudar”, finaliza Milagros.

Todos somos iguales

Para terminar con este informe, el Dr. Carlos Bromley, nos deja también un mensaje para toda la sociedad acerca de la concientización por el Día Mundial de la Salud Mental: “El mensaje que doy en este tan importante, es que debemos entender que todas las personas que sufren de algún problema de salud mental son tan igual como nosotros, tienen los mismos derechos y hay que considerarlos y respetarlos de la misma manera. Pedimos a los gobiernos que aumenten el presupuesto para la Salud Mental”.

Para finalizar, no podemos sin dejar de mencionar que la salud mental es fundamental para el bienestar y el progreso de nosotros, nuestras familias, nuestra comunidad y el país en general.

¡Feliz Día Mundial de la Salud Mental!


Peruano opina

Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú
TVPerú
TVPerú Noticias
TVPerú Internacional
Canal IPe
Nacional