Nacionales

Nacionales

Vacunación permitió que entre la 2da y 4ta ola la mortalidad en adultos mayores se redujera en un 96%

Asimismo, el Minsa señala que mortalidad se redujo en más de un 98% en el grupo etario de adultos.
Minsa
13:49 h - Mar, 4 Oct 2022

La vacunación continúa demostrando ser la mejor estrategia para controlar la pandemia del COVID-19. De acuerdo a las cifras del Ministerio de Salud (Minsa), la inoculación a la población objetivo contra este virus, permitió que la tasa de mortalidad en los adultos mayores disminuyera en 96.8 % entre la segunda y cuarta ola. Del mismo modo, en la población adulta, se evidenció una reducción del 98.5 % con relación al mismo período.

Respecto a la tasa de letalidad, la vacunación permitió una reducción de 92.6 % en la población de adultos mayores entre la segunda y cuarta ola, y en la población de adultos la reducción fue del 95.9 %.

[Lee también: Midis aprueba padrón de beneficiarios para la entrega del Bono Alimentario]

En ese sentido, el asesor del despacho del Viceministerio de Salud Pública del Minsa, Paul Pachas, resaltó que, si bien muchos factores han contribuido en este importante descenso de las tasas de mortalidad y letalidad, el más evidente e importante es el proceso de vacunación, además del incremento del número de camas UCI, de hospitalización, disponibilidad de oxígeno y la mejor experiencia del personal de salud en el manejo de los casos severos del COVID-19.

Con respecto a la mortalidad, durante la primera ola, por cada 100 000 adultos mayores afectados por el COVID-19, fallecían 1501; en la segunda ola 1796; en la tercera ola de 224 y en la cuarta ola fallecían solo 58. Del mismo grupo, pero en relación con la letalidad, en la primera y segunda ola, de cada 3 afectados por el COVID-19, uno fallecía; en la tercera ola de cada 18, fallecía uno y en la cuarta ola de cada 37, uno fallecía. 

En la población adulta también se reflejó la efectividad de las vacunas, pues la mortalidad en la primera ola de cada 100 000 personas infectadas, 192 fallecían; en la segunda ola 268; en la tercera ola, 16 y en la cuarta ola, 4 fallecían.

Debemos recordar que, en la primera ola, en el pico más alto, se registraron 14 482 muertes en una semana; en la segunda ola 5700; en la tercera ola 1414 y en la cuarta ola 301 muertes.   

Ante ello, Pachas recordó que las vacunas son seguras, gratuitas y de calidad, por lo que recomendó a la población, sobre todo la que tiene comorbilidad, como los adultos mayores a completar su esquema de vacunación, y a los padres de familia a acudir a los establecimientos de salud y centros de vacunación para completar la cartilla de inmunización de sus menores hijos para mantenerlos protegidos contra el COVID-19. 


Peruano opina