Nacionales

Nacionales

Ministro Chero reafirmó compromiso del Gobierno con víctimas del periodo de violencia 1980

El titular de Justicia, Félix Chero, encabezó esta mañana la ceremonia simbólica de reconocimiento a las víctimas del periodo de violencia 1980 – 2000.
Foto: MINJUSDH
15:39 h - Sáb, 14 Mayo 2022

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero, encabezó esta mañana la ceremonia simbólica de reconocimiento a las víctimas del periodo de violencia 1980 – 2000, comprendidas en el Comunicado de Prensa Conjunto suscrito entre el Estado peruano y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en febrero de 2001. 

El acto, realizado en el distrito de Santa María del Mar, en el terreno transferido al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh) para atender con reparaciones a este grupo de personas afectadas por la violencia, busca reconocer las historias de vida de las víctimas y de sus familias, y su lucha y contribución a la ciudadanía, como ejemplo de organización y resiliencia.

[Lee también: Gobierno designa a Máximo Pérez Zevallos como nuevo presidente del IPD]

El titular del Minjusdh, en su discurso, reafirmó el compromiso del gobierno con las víctimas de esta etapa de violencia que vivió el país. “Esta mañana se marca el inicio de un acto histórico para aquellos que tienen la esperanza de que sus seres queridos no sean olvidados. Esta actividad permite una reconciliación entre los familiares de las víctimas y el Estado”, manifestó.

Refirió que, desde su gestión, se continuará desplegando esfuerzos, con todos los presentes, para que no quede una voz en silencio y los desaparecidos y aquellos que fueron torturados no queden en el olvido.

Les traigo el saludo fraterno, sincero y solidario del presidente Pedro Castillo y del premier Aníbal Torres. Estamos haciendo esfuerzos para generar mejores condiciones de vida y también para que los derechos humanos sean respetados en toda su dimensión”, enfatizó.

El Comunicado de Prensa Conjunto entre el Estado y la CIDH, suscrito el 22 de febrero de 2001, recoge el compromiso del Estado peruano a brindar atención a 159 casos de víctimas del periodo de violencia y sus familias, que fueron tramitados ante la Comisión.

En ese marco, mediante coordinaciones realizadas con la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales, hoy se cuenta con un predio en el distrito de Santa María del Mar que permitirá al Estado brindar progresivamente reparaciones en vivienda a este grupo de personas afectadas, cumpliendo con sus compromisos internacionales.

En el acto se develó una placa conmemorativa a las víctimas, “Hito de la Esperanza y la Memoria”, y se colocaron flores y objetos representativos por parte de las 12 regiones que integran la Asociación Nacional de Familiares de Asesinados, Desaparecidos, Ejecutados Extrajudicialmente, Desplazados y Torturados (Anfadet).


Peruano opina