Internacionales

Internacionales

Estados Unidos llora a las víctimas del tiroteo masivo racista ocurrido en una tienda

Pistolero armado con armas de guerra disparó y mató a 10 personas que se encontraban en una tienda de Búfalo, ciudad del oeste del estado de Nueva York.
AFP
18:37 h - Dom, 15 Mayo 2022

Angustiados residentes de la ciudad estadounidense de Buffalo celebraron vigilias este domingo después de que un joven blanco, al que las autoridades calificaron de "pura maldad", mató a 10 personas en una tienda de comestibles en un ataque de motivación racial.

El comisario de policía de Búfalo, en el estado de Nueva York, Joseph Gramaglia, dijo a los periodistas que el sospechoso, de 18 años, hizo un "reconocimiento" de la zona predominantemente negra que rodea a la tienda Tops Friendly Market y que condujo hasta allí desde su ciudad natal, Conklin, a más de 322 kilómetros de distancia.

[Lee también: Asesinan a fiscal paraguayo que luchaba contra el crimen organizado en su país]

El atacante, que llevaba un chaleco antibalas y empuñaba un fusil de asalto AR-15, mató a 10 personas e hirió a tres -casi todas negras- y luego amenazó suicidarse. La policía lo disuadió y lo detuvo.

El sospechoso, identificado como Payton Gendron, fue inculpado la noche del sábado por un cargo de homicidio en primer grado y quedó detenido sin posibilidad de fianza, dijo el fiscal del condado de Erie, donde se encuentra Buffalo. El detenido se declaró no culpable.

"Las pruebas descubiertas hasta ahora no dejan dudas de que se trata de un crimen de odio absolutamente racista", dijo Gramaglia el domingo. Añadió que el tirador también tenía un rifle y una escopeta en su auto.

El alcalde de Búfalo, Byron Brown, fue tajante: "Este individuo vino aquí con el propósito expreso de acabar con todas las vidas negras que pudiera".

Miedo por su comunidad

El presidente Joe Biden, al hablar en Washington en un actor en honor los policías caídos, condenó el extremismo racista y pidió "trabajar juntos para hacer frente al odio que sigue siendo una mancha en el alma de Estados Unidos."

Dijo que el pistolero, "armado con armas de guerra y un alma odiosa, disparó y mató a 10 personas inocentes a sangre fría" en Buffalo, una ciudad del oeste del estado de Nueva York.

El domingo a temprana hora, residentes convergieron conmovidos ante la tienda, mientras la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y la fiscal general del estado, Letitia James,hablaban en una iglesia baptista de la ciudad.

Enojados y afligidos, los oradores denunciaron la última erupción de violencia racista y la fácil disponibilidad de poderosas armas; algo convertido en cosa común en todo Estados Unidos.

(Con información de la agencia AFP)


Peruano opina